Dellafuente, Maka y los principios

100_4028

Otro sábado noche de bodorrio en la sala El Tren; volvían a convidar Dellafuente y Maka. Los granadinos anunciaban en redes sociales horas antes el sold out, por octava vez en esta gira ‘Quejíos y autotune’. Lo que viene a significar que la sala rebosó con ochocientas personas, según declararía más tarde el propio Dellafuente.

Con mucha cola fuera y mucha gente también dentro, obligando a abrir desde el principio la parte superior de la sala, una sesión completa de reggaetón amenizaba la espera. Pese a haberse abierto paso en un universo que en principio quedaría clasificado en rapero, los protagonistas no esconden sus influencias. Un jugueteo con el telón que desataba gritos y una cuenta atrás proyectada que comenzaba a restar desde siete minutos. El “Le monde ou rien” de PNL versión reggaetón y más reggaetón; canciones que sólo pueden sonar en la Tren si son Dellafuente y Maka los que actúan.

100_4015

Maka repasó Pureza y sus últimos inéditos. Fotografía: José Ignacio Cejudo.

El “menú de la noche” lo abría el de Almanjáyar, que aparecía entonando “Pureza”, canción que da nombre a su último trabajo y al que acompañaron “Mi palpitar”, “No tiene precio” y “Contigo no juego”. Maka era vitoreado en sus cantes flamencos, cargando de puro sentimiento la vena del cuello que lleva tatuado. El granadino decidió introducir en su repertorio varios temas recientes, algunos inéditos sueltos y adelantos de su próximo trabajo Raíces. Algunos como “3 metros y pico” apenas tienen una semana de vida, lo que influyó en que no fueran tan coreados. También desfilaron “De nadie me fío”, “Mi religión” o “Dónde está mi vida”.

Maka repartió pureza, tanto el sentimiento como el disco en físico, muestras de agradecimiento a todos los asistentes antes de dar paso al Chino con una a capela. Aparecía en escena su ahijado y la sala terminaba por hervir.

100_4033

Dellafuente y Maka; ahijado y padrino. Fotografía: José Ignacio Cejudo.

Dellafuente ha toreado ya en bastantes plazas y de nivel y aunque no termine de creérselo tiene tablas para los directos, pese a que el sonido no fue tan bueno como en el anterior concierto en la misma sala en octubre. El de Armilla se mostraba feliz, tan feliz que pidió perdón por anticipado si se le olvidaban las letras. “Aquí no hay nada grabado“, afirmaba.

Entre el público volvía a destacar la heterogeneidad del mismo, de raperos a swaggers, de adultos a menores, de los más predominantes. Jóvenes rebeldes que en ciertos sectores no parecían intimidarse y prendían cigarrillos, compartiendo las caladas. Ver una moto en el escenario incitaba a ir contracorriente. Porque la vida es un contratiempo, como canta Maka.

100_4051

Dellafuente estaba en su ciudad y no podía no mantener sus principios. Fotografía: José Ignacio Cejudo.

Dellafuente hacía un recorrido por todos sus temas, que empiezan a sumar una cifra considerable. Hubo Azulejos de Corales pero también mucho inédito de Youtube; no podía renunciar a sus principios y menos en casa, donde lo conocen mejor que en ningún sitio. Tiene algo muy bueno un concierto de Dellafuente y es que de entre su variopinto público, todos tienen su momento de gloria. Intentaba satisfacer a los raperos con “Rancio” (“no puedo ser más rapero que esto“) y sobre todo triunfaba la marcha de “Se me pone violenta”, “Bailaora” o “En la Mae West”, que por cierto debería replantearse invitarlo como mínimo para agradecer la publicidad que está dando en toda España.

Hubo “Dile”y hubo “Lo que estoy pasando”. Vizio y Pepe observaban al fondo de la sala la excelente conexión que existe entre Dellafuente y Maka, cuyo hermano, sanguíneo o no, subía al escenario para arrancar la moto. Comentó Maka en Ideal de Granada durante la semana que en sus ideales de concierto habría motos y pirotecnia. La moto cumplió; la pirotecnia apareció fuera de la sala, junto a más motos. Dellafuente cerraba el show como siempre lo hace y como no puede dejar de hacerlo: cantando un “Consentía” que a muchos sigue erizando el vello.

100_4022

La conexión Armilla-Almanjáyar culminó otra noche de éxito. Fotografía: José Ignacio Cejudo.

 

Crónica por José Ignacio Cejudo y Rafael Durán.

Fotografías por José Ignacio Cejudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s