Supersubmarina sirve como luz a Granada

IMG_9604

Chino tiene ganado a su público y volvió a demostrarlo. Fotografía: Felipe de la Escosura.

La gira El Mañana estaba al llegar y no podía ser en otro sitio que no fuese Granada. Con todas las entradas vendidas desde días antes del concierto, el Palacio de Congresos sirvió como escenario para la vuelta al ruedo del grupo baezano, que inicia un nuevo tour tras su gira europea con novedades como el espectáculo de luces y formas o la aparición de nuevos miembros en escena en el teclado y en los coros. Como podía resultar previsible, la primera canción que sonó fue la misma que da nombre a esta gira y que pertenece a su último trabajo ‘Viento de cara’, tras ser recibidos con todo el auditorio en pie y coreados por los aplausos. Previsto para las nueve de la noche, el concierto comenzó con media hora de retraso dando tiempo a llegar a algunos rezagados que aún estuviesen disfrutando de las tapas de Granada.

Sin romper el hilo de su inicio atronador enlazaron con Hermética, viajando así atrás en el tiempo hasta ‘Santacruz’, disco que vio la luz en 2012. Canción tras canción, el espectáculo de luces ayudaba al público a sumergirse en la música y a corear cada vez más, llevando a Chino a apuntar el micrófono hacia el auditorio en Algo que sirva como luz. Tras el emotivo ambiente de Para dormir cuando no estés, el grupo rompió con más fuerza al son de Furia. Pero la guitarra del cantante baezano no quiso hacer justicia a las ganas del grupo, lo que llevó a Chino a parar la canción a medio tocar: “Ustedes no se merecen que toquemos una canción mal, arreglamos la guitarra y empezamos de nuevo”. Mientras se solucionaban los problemas, el silencio de la banda se solventó al grito del “Su su su, Supersubmarina” del público, que cesó cuando los músicos volvieron a desgarrar con el tema inacabado.

IMG_9554.CR2

El espectáculo de luces fue una de las novedades del espectáculo. Fotografía por Felipe de la Escosura.

A medida que iba avanzando la noche, las siluetas de luz de los paneles del fondo del escenario fueron acompañando la temática de la música, llegando a sus mejores momentos en temas como Canción de guerra, con un espectáculo visual que partía desde una pequeña esfera para ir creciendo hasta envolver el escenario, o también en Hogueras, en el que las llamas rojas del fondo hacían justicia al título. Con el público exaltado por el espectáculo visual de esa última canción,  el grupo baezano volvió a dar un poco más de calma creando uno de los momentos más emotivos del concierto con De las dudas infinitas, tema que dejó a más de uno con el vello de punta en su frase final, repetida hasta tres veces por el cantante hasta rajarse la garganta y arrancar la ovación de un público que antes quedó mudo admirando la voz de Chino.

IMG_9677

Pope es tras Chino el miembro más carismático de Supersubmarina, como demostró el público. Fotografía por Felipe de la Escosura.

Después de deslumbrar con Elástica Galáctica (con la que viajan hasta sus inicios en 2008, año en que lanzaron el EP ‘Cientocero’), abandonaron el escenario ante las quejas y reclamos el público granadino que no podía dejar que se fueran sin tocar su tema predilecto. El Palacio de Congresos vivió en ese momento su característico ‘terremoto’, con el juego de pies de arriba abajo para hacer ruido. El susto duró en torno a cinco minutos, pero volvieron, y llegó el momento esperado. Tras emocionar con Santacruz, tocaron por fin la esperada LN Granada, una de las más coreadas por el auditorio al ser el tema dedicado a Granada, con el que ya habían emocionado a la ciudad previamente en citas como el festival Granada Sound. Los guiños a la ciudad y a su público no terminaron con la canción que lleva su nombre: desde coger el móvil de una chica de primera fila y grabar el propio Chino hasta la mueca al mencionar que al día siguiente estarían en Sevilla, pasando por momentos de complicidad como el tumbarse en el suelo casi al borde del escenario en el “túmbate” de Arena y sal.

Llegando a su fin con temas como Samurái o En mis venas, Supersubmarina volvió a llevar su luz a Granada. Aquellos fuegos artificiales de septiembre han pasado a convertirse en un espectáculo de luces y formas que dejó boquiabiertos a muchos, confirmando una vez más que se deben tanto a esta ciudad como la ciudad se debe a ellos.

IMG_9694.CR2

Supersubmarina-Granada: historia de un amor correspondido. Fotografía por Felipe de la Escosura.

Crónica por Olga Arévalo.

Fotografías por Felipe de la Escosura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s