Tanto monta que monta tanto

Alfonso Alonso‘Aparte de todo esto, también te quiero’ ha tenido que decirle Rajoy a Alfonso Alonso esta semana. En menudo papelón ha metido el gallego al nuevo ministro de Sanidad que antes dormía bien, antes contaba ovejas. Un premio que le llega ahora a Alonso por ser el único del gobierno en dar la cara ante todos los casos y situaciones en las que se ha visto envuelto el ejecutivo.

Parecía que después de Ana Mato, desterrada al saltar la sorpresa de que tuvo conocimiento y se benefició de los asuntos truculentos de su marido, cualquier candidato iba a ser mejor, no por poseer tremendas capacidades para gestionar los hospitales en este país, pero al menos por estar limpio.Por ahora Alonso no está involucrado en ningún caso de corrupción, pero Granados también decía haberse ganado la vida honradamente y fíjese usted por donde salió rana. Otro más.

Considerar que los inmigrantes estafan a los ciudadanos españoles a través de la sanidad pública, diciendo de la misma a la que tiene que defender que es un coladero para los sin papeles parecen ser cosas que no deberían salir de la boca de ningún ministro. En fin.

Dicen los que entienden de esto que Rajoy aumenta el nivel político del gobierno con el nombramiento del exalcalde de Vitoria, seguramente porque más bajo no se podía poner. Igual es un poco tarde para el PP hacer cambios de nivel aunque sea ‘obligados’ por resoluciones judiciales. Hundiéndose poco a poco en todas las encuestas a un ritmo que ni el PSOE en sus mejores tiempos de toca fondo podría conseguir, el presidente del Gobierno ni está ni se le espera.

También cuentan los que saben del tema que Alonso es fiel y mano derecha de Soraya, y quien se tira de los pelos porque esta señora sea la candidata a las presidenciales. Que igual con ella pueden conseguir los populares que el debacle no sea tal el próximo noviembre. Rajoy fue quitando de en medio al ejecutivo de Aznar en su día cual camorra siciliana y ahora podría ser Sáenz de Santamaría la que siga sus pasos, como hace Al Pacino en El Padrino, una vez muerto Marlon Brando, aunque igual aquí se lo carga antes de esperar al ataque al corazón en el huerto.

Por Carlos Frías Cruz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s