CRÍTICA. Kamikaze, de Álex Pina

Desconcertante mezcla de géneros que, presentado como thriller, avanza por sentidos contrarios intercalando un drama como causa y mostrando a la amistad, con algo de gracia, como bienhechor en una urdimbre previsible. Las expectativas frustradas no existen. Sin drama y sin comedia, la película dirigida por Álex Pina (coproductor de Fuga de Cerebros, Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti) se presentó a la sección oficial del Festival de Málaga sabiéndose de antemano galardona por ser Atremedia su valedora a la vez que patrocinador del festival. ¿Efectos? ¿Ambientación? ¿Álex García como mejor actor?

Una superproducción en la que la historia es la de un kamikaze de un país imaginario llamado Karadjistan (no, no existe, no es Kazajistán ni tiene nada que ver), interpretado por Álex García, que le tocó por sorteo inmolarse en un vuelo Madrid-Moscú, pero éste se cancela. Esto obliga a realojar a los pasajeros en un hotel durante tres días, lo que implica retrasar sus intenciones. Ahí, en un hotel perdido entre la nieve, un argentino moralista, una pareja recién casada (bien Iván Massagué), una viuda (epílogo de Carmen Machi) y una joven desolada  hacen de la convivencia un lugar amable y un jolgorio muy español, que implica dar un sentido vitalista, más manido que hermoso.

Dirección: Álex Pina.

Intérpretes: Álex García, Eduardo Blanco, Carmen Machi, Verónica Echegui, Leticia Dolera, Iván Massagué, Héctor Alterio.

Duración: 93 minutos.

|Alberto Ramón|

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s