CRÍTICA. La maniobra de Heimlich

Fotograma de 'La Maniobra de Heimlich'.

Fotograma de ‘La Maniobra de Heimlich’.

No hay risas chillonas, aunque hay sonrisas. Tampoco suenan los dedos sobre el hueco de la palma izquierda cuando finaliza la proyección. Al menos sucede eso en la sala cuatro del Teatro Albéniz con la película en formato de falso documental, o dockumentary, y que por no hablar de lo de Évole acabamos mencionándolo. La Maniobra de Heimlich, está tejida con un presupuesto pequeño, se dice que 900 euros que su director ganó en el programa La ruleta de la suerte. Tampoco cobraron los actores, entre los que se encuentra Jordi Vilches en el papel de sí mismo, exagerado, y Marta Torné como Marta Torné.

En el meollo de la telilla está un ‘escritor’, Álex Pareja,  que vendía con su primera novela, pero su éxito económico decae en las siguientes. Una vez ahí, surge la idea de rodar, con la intención de ganarse la vida, una adaptación de aquella primera novela en la que describía cómo su pareja muere asfixiada por atragantamiento de un trocito de pollo mientras él le pedía que se casasen, cuando aún ni los padres de la pareja sabían de la relación. Se desconoce si la causa de aquello fue el susto al ver aquella petición de mano o que el pollo no había sido trinchado de buena manera. El caso es que nadie practicó la maniobra de Heimlich. A la madre de ella, un cargo político, no le gusta la idea de que diez años después maneje esa historia en el cine, como tampoco le gustó la publicación del libro.

En todo esto, se intercalan declaraciones de Vila-Matas, Quim Monzó y Lucía Etxebarría (sí, también) con un making-of que no es más que el proceso de realización de la película dentro de la película, así como la grabación de las vivencias de Pareja. En el trasfondo, quiero entender este enredo, que carece de expectativas, como una crítica a la subvención a según qué proyectos,  y la manoseada relación entre comisarios de arte, empresarios y políticos.

Y seguramente, también lo quiero entender así, el formato de falso documental que mezcla lo veraz con lo simulado obedezca a aquello de “la única verdad de una novela está en aquello que se cree el lector”, palabras de Baroja, a quien referencia Vila-Matas en una entrevista de presentación de su última novela. También quiero pensar que no interpreta un papel Vila-Matas. El discurso de éste es lo más lúcido, junto al momento de Jordi Vilches colocado con el hocico embadurnado. Esas son “tus cosas buenas”, entre camiseta de The Cure y canción de Joe Crepúsculo, Manolo Vázquez.

Dirección: Manolo Vázquez.

Intérpretes: Marta Torné, Jordi Vilches, Judit Uriach, Blanca Martínez, Mar del Hoyo, Alba Yañez, Miki Esparbé, Jacob Torres, Albert Ribalta, Marta Bassols.

Duración: 72 minutos.

|Alberto Ramón|

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s