Guy Webster, el fotógrafo que ‘disparó’ a su héroe

El fotógrafo Guy Webster de joven.

El fotógrafo Guy Webster de joven.

Con motivo del ciclo ‘Poesía del rock’, coordinado por la periodista y novelista Silvia Grijalba, el fotógrafo Guy Webster visitó Málaga como conferenciante. El título de su charla, Cómo disparé al rock and roll y salí ileso, ya anticipaba los vínculos entre la música y las vivencias del fotógrafo, apuntando en confianza y acertando desde unas “50 llardas de distancia” con el grupo Earth, Wind & Fire debido “al gran número de componentes” o guardando el gesto de Bob Dylan “ante preguntas estúpidas” en una rueda de prensa, cigarro en mano.

Tras un breve repaso sobre el ciclo por Alfredo Taján, director del Instituto Municipal del Libro,  y una introducción de Silvia Grijalba, que conoció a Guy Webster en Los Ángeles; el fotógrafo se levantó de su asiento y comenzó a narrar al hilo de cada imagen. La selección de imágenes era una pequeña muestra que incluía contenido exclusivo recogido en el libro Big shots, que alberga una colección de “miles y miles de fotos” y estará a la venta en septiembre.

A partir de la realización de la portada del segundo álbum de los Rip Chords, la compañía Columbia Records (1964) comienza a contar con el fotógrafo estadounidense. Un año más tarde, un tipo “sin dinero y con la idea de montar una discográfica” se le acerca mientras él juega al baloncesto para que realizara fotografías y diseños para Barry Maguire; el disco era Eve of destruction, que incluía el single homónimo: un número uno, abanderado como canción protesta en plena guerra de Vietnam.

“Los artistas entonces hacían lo que decíamos”, afirma Webster mientras en la pantalla suceden las fotografías y envolturas de vinilos. También el trato con los artistas y su dirección a la amistad era más fácil. Así sucedió con Bobby Darin, cantante y actor (incluso optó a un Óscar) que fue “mejor amigo” del fotógrafo.

Entonces el prestigio de Guy Webster aumentaba al compás de esos ‘disparos’, y su nombre firmaba fotos y diseños de los Rolling Stones, como el primer álbum recopilatorio (Big Hits (High Tide and Green Grass, en 1966) de la banda cuando “fumaban mucho”; Brian Jones era el líder; y Mick Jagger “joven y guapo”, afirma con una sonrisa el fotógrafo.

A Webster ser consciente de su propio trabajo, y  del legado de esos recuerdos quietos, le llegó al entrar al cuarto del hijo de un amigo donde estaban colgados pósteres de los Doors o los Byrds. Entonces dio cuenta de su repercusión. Aquellas fotos que adornaban las paredes de los jóvenes las había realizado él.

Portada del álbum debut de The Doors, realizada por Guy Webster.

Portada del álbum debut de The Doors, realizada por Guy Webster.

Tampoco estuvo exento de polémicas, precisamente en la realización de la portada del primer disco de los Doors, Jim Morrison destacaba frente al resto de componentes en la imagen y éstos se sintieron ofendidos. Más tarde, la fotografía de ese disco “la usó Apple sin permiso, tuve que denunciarlos”, destaca Webster.

En el otro lado, entre los personajes a retratar había encargos que recibía dando saltos de alegría. “Cuando me llamó Columbia Records, me alegré enormemente”. Tenía que fotografiar al que “es mi héroe, sigue siéndolo […] cambió mis ideas, incluso me hizo activista”. Se trataba de Bob Dylan.

Escrito por |Alberto Ramón|

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s