CRÓNICA: Fiesta en el Parque

Zatu durante su actuación con SFDK // Fotografía por José Miguel Camacho.

Zatu durante su actuación con SFDK // Fotografía por José Miguel Camacho.

El rap llegó a la costa granadina de la mano de una nueva edición del Boom Bap. Celebrando la primera edición bajo el título de “Summer Jam I”, Almuñecar protagonizó, con buena acogida, el cartel presentado. En la entrada del Parque El Majuelo se aglutinaba público (más joven), incluso una hora antes del comienzo. Con el aforo dividido entre la barra y el escenario, el encargado de abrir la noche era Dj Kaderas, que movería al público con una sesión con preferencia nacional.

Puntual, a las 21:30, el de Barbass Sound pasó el revelo a Acción Sánchez. Los motivos del sevillano incitaban a un canto al unísono del público, desde el dancehall (“I’m a warrior”) a los ritmos más sureños (“Tengo un trato”, “La sal de la M”) paseando por temas reconocidos por todo el público, o así debiera, (“Ballanti comomes” o “Jazz elak olé”). Ésta última reproducción del MC zaragozano encontraba entre el público a su productor, Hazhe, que declaró “estar disfrutando como espectador”.

Tosko durante su actuación // José Miguel Camacho.

Tosko durante su actuación // José Miguel Camacho.

Si se podían establecer preferencias en líneas generales, se trataba del gusto por SFDK y Tosko. Por una parte, un público de mayor edad e incluso un público sin estética raper que llegó al recinto con la intención de disfrutar del grupo sevillano. Finalmente, Zatu cumplió a pesar del repertorio reducido: “Que te lo juma, parte 2”, “El niño güey” o “Pruébalo” eran los motivos. En el otro lado, un público más joven, preferentemente, femenino acudió para ver, también escuchar, al cantante del colectivo Dremen. Cualquier pausa bastaba para que el público corease su nombre. Una vez acabado el concierto, Tosko nos comentó que tras la publicación del trabajo Algo personal (junto a El Santo), trabajará en un disco en solitario.

Aunque la experiencia de los artistas los presentaba confiados y como en casa. El único no foráneo era Quilate. El granadino, también encargado de la organización, tentó “a la suerte [como] en cada concierto” y cumplió con un repertorio basado principalmente en su último disco (“Dame amor”, “Disfrutándolo” junto a Puto Largo), pero con injerencias en el anterior como el notable “Vivos”. La queja del público tenía que ver con la ausencia de Zatu en “Haz lo tuyo”. El relevo proyectó la sombra de Dogma Crew con uno de los mejores momentos del festival. Era “Chúpala”, el estribillo ordinario y simplón que se gestó en 2003. Lo demás,confirmó un setlist basado en Limonada, de Puto Largo y Legendario (ver entrevista de MMAGAZINE al grupo).

Tras los shows llegó el turno de un freestyle, a modo de micro libre. Cabe destacar la labor de Big Hozone como técnico de sonido. El griterío del público cerró la noche. Esta vez, la nueva edición del Boom Bap se convirtió en una fiesta en el Parque El Majuelo. Del parque al escenario, en el escenario para el parque.

Escrito por Alberto Ramón.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s