Pedro Pastor sabe contarlo

20130301_224002Sevilla, recibió marzo de una forma muy especial, nada menos que con la música de autor de Pedro Pastor. Pudimos disfrutar de la alegría, el entusiasmo, la manera de pensar y de ver la vida del cantautor que a pesar de su corta edad desborda talento por donde pisa.

En torno a las 9 de la noche, comenzó en el Rincón del Búho de Sevilla la presentación de su primer disco “Aunque esté mal contarlo” de una forma íntima, directa y muy cercana.

Empezó esta magnífica noche, por donde se tiene que empezar, por el principio, contó y cantó la número uno de su disco, “frente al espejo” y como dice él, ni lloros ni lamentos, sacó la mejor cara del público. A continuación nos sorprendió con una canción, que dedica a los exiliados, a aquellos republicanos que tuvieron que huir, a aquellas personas que tuvieron que dejar de lado su tierra. Hizo un paralelismo con el exilio que hoy día vivimos, que no es otro que el económico, tener que irte porque aquí no hay nada que te sustente. En definitiva, “Prometí volver” va para todo aquel que echa de menos y Pedro, lo hace con tal sentimiento que deja fascinado al público.

20130301_223945Pedro hace lo que muchos no hacen, con esto me refiero a abrirnos tanto su corazón como su ideales. Por una parte nos habla del amor pasado y del amor que nunca ocurrió. Por otro nos describe lo que sintió tras la rueda de prensa de Rajoy, expresa que el país está en manos de gente de cartón, que la mentira va metida en sobres y que aunque esto no reviente, va a reventar, les va a salpicar y les va a doler.

También hubo tiempo para homenajes, cantó “Cuarto movimiento: La realidad” de Extremoduro, ya que Roberto Iniesta, es uno de sus pilares. También homenajeó a Jose María Sanz con “La mala reputación” . Y por último hizo un hueco para Pedro Guerra (su padre) con “el marido de la panadera”

También hubo hueco para temas como “En braile”, “No te lo crees ni tú” y “Renacimiento” temas que componen su primer disco.

Parte del público quedó muy sorprendida ya que era la primera vez que lo escuchaban, otros que venían desde las Islas, verdaderos seguidores. El público disfrutó y lo dejo ver, conectando con él, con aplausos inesperados y con ojos vivos que reflejaron la emoción en estado puro.

Tras acabar el concierto, llegó uno de los mejores momentos al crear un espacio más intimo con alguno de nosotros, a capela,nada más que con su voz y su guitarra, en ese “Rinconcito” pudimos disfrutar de buena gente, de buena música y del arte que desprende Pedro. Esperemos que le quede mucho que cantar y que contar.

Escrito por Peña Monje. Fotografías por Rubén Colete.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s