Foreign Beggars electrifica Málaga

Fuente de la fotografía: Flowfreaks.es

Foreign Beggars volvió a Málaga. Ya estuvo en la Costa del Sol en diciembre de 2011 en la Sala Vivero (ahora Trinchera). El pasado  de febrero el grupo actuó la Sala Paris 15, en un cartel en el que les precedieron Doc Diamond, The Streets Are Ovrs y Demonio.
La gente fue llegando a la sala progresivamente. Apenas una veintena de personas vio la actuación de Doc Diamond (deejay de Hablando en Plata).  A medida que avanzaba el minutero empezaban a llegar a la sala jóvenes. Camisas de cuadros y pantalones pitillo; bigotes; zapatillas Vans; botines; gorros de lana y viseras planas. No había muchas gafas en los rostros. La de alguno de los presentes salió volando en los continuos pogos.
A las 0:35 salió el dúo andaluz The Streets Are Ovrs, que estuvo una hora y cuarto, haciendo que el público presente, aún escaso, probara su salto. Así, Demonio (espectador hasta el momento) subió al escenario con más pena que gloria. Su actuación estuvo marcada por los fallos en el micro que se sucedieron también con MC’s Orifice Vulgatron. Las referencias a Dogma Crew, adaptando fragmentos como “El francotirador” a una base electrónica, y nuevas muestras como “Reptiles” no escapaban del descontento reflejado en el rostro de los técnicos de sonido.
Tras la despedida del sevillano, llegó el turno de los británicos. DJ Nonames se hizo con el control y empezó a provocar los primeros gritos reclamando la salida del grupo al completo. Con un “Málaga o qué hase”, fórmula repetida con la salida de los MC’s, el deejay se presentó en la sala. El buen humor, la mención constante a Málaga y a la fiesta por parte del grupo encajaban en el ambiente. “¿Tú sabes de música Grime?”, “¿dónde está fiesta?, “¿qué pasa amigos?”, “¿qué queréis escuchar?”, “me encanta Málaga”…
Mientras una joven bailaba “Still Getting It” ignorando que su cerveza caía al suelo,  otro lanzaba su sudadera dando saltos y otro practicaba un baile parecido al break. Las vallas que separaban el escenario de los espectadores se tambaleaban. La seguridad de la sala buscó al que provocaba el movimiento, dio con un joven en chándal y se lo quiso llevar de la sala. MC’s Orifice Vulgatron ordenó parar la música y a través de los altavoces  llamó a los responsables de seguridad: “Es una fiesta, it’s no problem. It’s a grande familia aquí”, replicó a uno de los encargados de seguridad. El joven siguió en la sala y la fiesta continuó.
A las 2:56 sonó “Contact”, que volvió a repetirse en la fase final del concierto precedido por “Anyway”, presentado por DJ Nonames con las siguientes palabras:
-¿Qué quieres escuchar?¿”Anyway” o qué hase?
“Apex” se presentó como uno de los temas más esperados. No quedaba mucho. Los MC’s empezaron a ofrecer alcohol al público y buena parte de éste empezó a subir al escenario. El intento por parte de seguridad de frenarlo era inútil, la perplejidad se reflejó en la cara de los organizadores. Así, en torno a las 3:40 el grupo se retiraba del escenario Los asistentes tenían que contar lo ocurrido sobre el escenario.

Texto por Alberto Ramón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s